Platycodon, Aster y Flox

Platycodon, Aster y Flox

Los tres caballeros se citaron al amanecer. Los tres príncipes de las tres razas del planeta. Tres pueblos guerreros unidos por el azar del destino.
Platycodon es el rey de las taigas y las tundras del norte. Su caballo marrón con crines negras parece un percherón. Fuerte para aguantar el peso de de su amo, un hombre grueso, corpulento. Platycodon, gordo, barba pelirroja, tez morena, vestimenta de cuero, casco de bronce, escudo redondo a la espalda, cabalga parsimoniosamente, con la mano apoyada en el pomo de su espada curva. Su pueblo nómada está acostumbrado a pastorear recorriendo las gélidas llanuras del norte.
A su lado cabalga Aster, príncipe de los pueblos de los bosques. Su caballo color canela luce crines rubias, como rubio es el cabello de Aster, que liso cae sobre sus hombros. Su piel blanca como blancos son sus ropajes, salvo el peto negro de jefe. Casco plateado, imberbe, delgado, espada recta, escudo cuadrado.
Completa el trío Flox. Caudillo de los hombres del agua. El pueblo de los pantanos, los ríos y los lagos. Su piel verdosa y su cabeza calva, sus ojos cubiertos con un a modo de gafas, montado en su caballo blanco y negro. Su espada es como una katana y la lleva a la espalda.
Por primera vez en la historia del mundo, los tres jefes se han aliado contra un peligro mayor. Han dejado a sus súbditos, sus mujeres y sus hijos. Y se dirigen a tierras lejanas e ignotas. Sin temor a los peligros que puedan encontrar.
Cabalgan majestuosos por parajes desconocidos, deshabitados. Nadie les ve. Nadie puede verles. Salvo un muchacho. Un muchacho les vigila, les sigue con la mirada, desde la ventanilla del coche. Sus padres discuten en los asientos de delante. Su hermano duerme en la silla de la derecha. Y él, en silencio, vigila los movimientos de sus héroes.
Atraviesan una acequia y un poblado deshabitado, blandiendo sus espadas, dispuestos a la lucha.
No sabemos cuál es el peligro que esperan. Cuál es la amenaza que les ha hecho unirse. No sabemos qué motivo les impulsa a dejar sus casas y sus familias y recorrer esas tierras inhóspitas. Tiene que haber una razón muy poderosa.
Cabalgan sin descanso kilómetros y kilómetros, de oeste a este, en busca de los confines de la tierra. Del infinito mar.
Salen de la carretera y se paran en una gasolinera a repostar y hacer pis. En la cercana colina Platycodon se lanza furiosamente contra un dragón. Aster acude en su ayuda clavando su espada en el corazón del monstruo. Un descanso no les vendrá mal.
Se reanuda el viaje, y las tierras pasan de verde a marrón y de marrón a verde. La llanura da paso a las montañas, es el turno de Aster para guiar al grupo. Se pierden entre rocas y bosques. Y aparecen en la cima de una peña.
Flox es el más serio de los tres, lacónico y desconfiado todavía no tiene claro cuál es el fin de esta aventura. Teme que les hayan engañado. Intuye que su viaje no tiene fin. Que los dioses caprichosos les lanzan a un éxodo sin sentido y sin rumbo. Presiente que cuando la tierra se acabe y empiece el mar, caerán en un letargo profundo. Es algo que le viene rondando la calva cabeza. Es algo que ya ha pasado, en otra vida. Pero no encuentra el momento de hablarlo con sus compañeros. La oratoria nunca fue su fuerte. Y además, no se fía de ellos.
Los tres príncipes de las tres razas de un planeta sin nombre. Tres pueblos en extinción. Un planeta en decadencia. Su única salvación está en manos de un muchacho. Sólo él puede guiarles a su destino glorioso, a la vida eterna. O relegarles al olvido. Peor que el olvido, el no haber existido jamás.
El viaje termina y los tres caballeros desaparecen en la bruma. Hay una ligera esperanza, dentro de dos semanas, tal vez, vuelvan a cabalgar de vuelta a su hogar. Luchando por los caminos, enfrentándose a nuevos peligros.
O tal vez no. El muchacho ha crecido y la niña que conoció el año pasado también. Este año es distinto y en el camino de vuelta puede que el muchaho, en lugar de caballeros, vea por la ventana los verdes ojos de una niña.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s