Los toros

Los toros
A mí sí me gustan las corridas. De hecho soy un profesional, aunque todavía no he debutado. Pero llevo la fiesta en la sangre. Vengo de una familia bastante conocida en el mundillo.  Mi abuelo murió en el ruedo y mi padre triunfó en Las Ventas con ovación y vuelta al ruedo.
Yo llevo casi toda mi vida entrenándome y soñando con esa tarde triunfal. Pero la competencia es dura. Mis compañeros y yo salimos todos los días al campo. Estudiamos la manada y ensayamos pases y quites. Todos tenemos mucha ilusión, pero hay uno que le llaman “el Rubio” que no me gusts nada. Va de chulito, se cree el mejor y el más guapo. No me extrañaría que le propusieran para debutar el primero. Por la propaganda que se va haciendo él mismo.
Otro compañero tuvo peor suerte. Se lesionó la semana pasada en los entrenamientos. Se conoce que pisó mal y rompió varios huesos. Daba pena verle cojear, con la estampa torera que tiene. Es de los más altos. La lesión pinta mal, le va a tener apartado todo el año. Como le deje secuelas no creo que llegue a pisar la arena. Como mucho acabará en las fiestas de algún pueblo.
El que no vale para las grandes plazas se tiene que buscar la vida en novilladas o espectáculos cómicos. Lo que no me gusta nada son las corridas de rejoneadores, son muy cansadas. Te pasas el rato corriendo. En las de a pie es más como un paseo.
Bueno, os dejo, que vienen los cabestros y nos tenemos que recoger.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s