La lista

La lista

Maxim salió a la calle. Verificó la lista. Maxim siempre hace listas. “El método científico para hacer la compra consiste en llevar una lista.” había dicho Emma en Howards End. Y él lo llevaba a rajatabla. Anotaba todo: lo que tenía que hacer, los ingredientes de la paella, los canales de televisión, todo.
Al principio usaba una pequeña libreta y un lápiz bien afilado. Luego pasó al ordenador y por último al móvil.
Hay dos tipos de listas: las estáticas y las que evolucionan. La lista de los reyes godos o la de los ríos de Francia son estáticas. Las listas de la compra son dinámicas. Pero efímeras, sólo duran mientras estás comprando.
A Maxim le gustan las listas cambiantes. Las que crecen. Las que va tachando poco a poco. La lista de sus quehaceres, la lista de sus amigos. Se elimina un elemento, se añade uno nuevo.
El médico le ha dicho que es bueno apuntar cosas y hacer listas. Eso le hace más observador y más ordenado.
A mí también me gustan las listas, Maxim me ha enseñado las suyas y hay algunas muy divertidas. La lista de las matrículas de los autobuses urbanos, los tiene casi todos. Se fija cada mañana cuando atraviesa la ciudad. “Este lo tengo, este no lo tengo…”
La lista de constelaciones del hemisferio norte, la lista de discos de los Beatles, la lista de ciudades que han celebrado los juegos olímpicos. Hasta tiene una lista de listas, en la que apunta las listas que tiene completadas.
En el móvil lleva apuntada la lista de tareas diarias. Las va tachando a medida que las finaliza. Por la noche, en el ordenador, verifica el estado de la lista de tareas y sincroniza los datos del móvil con los del ordenador. Antes de acostarse deja preparadas las listas del móvil para no perder tiempo por la mañana.
– Leer el libro: tachada.
– Lavarme los dientes: tachada.
– Afilar los cuchillos: tachada.
– Visitar a mamá: pendiente.
Maxim sale a la calle con los deberes hechos. Y con las tareas planificadas. Le encanta tachar tareas en su lista de tareas. Le encanta tachar días en el calendario de pared. Le encanta tachar artículos en su lista de la compra. Le encanta tachar logros en su lista de objetivos.
Ayer me apuntó a mí en su lista de amigos. Soy su nuevo amigo, el más reciente.
Maxim sale a la calle con su lista de amigos y le sobra uno. El objetivo de hoy es tachar un amigo de su lista.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s