El Rey de Espadas

 


Ejercicio D90 verde

Cargado originalmente por Cebolledo

El Rey de Espadas
Soy un viejo verde, sí señorita, no se ría. Yo se lo voy a explicar.
Viejo: hoy en día, con sesenta años se es viejo. Por mucho que te digan que eres joven “todavía”. Con sesenta y cinco, tres nietos y jubilado, ya no cabe la menor duda. Y luego está el físico: la tensión, el colesterol, las gafas de cerca. El lumbago y las cervicales, las piernas y la cabeza. Y las pastillas.
Verde lo soy en varios sentidos. Por la falta de madurez. He sido Peter Pan toda la vida. Esquivando las responsabilidades personales. Y familiares. Hasta que ocurrió lo inevitable. Mi mujer se fue con otro, un tal Sarcoma. Ya era demasiado tarde.
Verde ecologista. Lógico en un exhippie. A los treintaitantos me corté la melena y, para compensar, me hice socio de Greenpeace. Aun conservo las pegatinas de “nuclear no”. Durante una temporada también fui verde vegetariano. Ahora soy casi-vegetariano, es decir, que como poca carne y mucha verdura.
Y sí, también verde de los otros. Me gustan las jovencitas. Mirarles las minifaldas y los escotes. Cuando dejo pasar a una chica no es sólo por caballerosidad, es para mirarla bien por detrás. He recuperado la libido de la adolescencia. Y ahora tengo la experiencia y sé qué es lo que les gusta a las jovencitas. Cuando tenía veinte años iba como un
bruto, sin respetar, sin tacto. Y me daban calabazas. Creía que nosotros y ellas pensábamos igual, que teníamos los mismos gustos y las mismas necesidades. ¡Qué error! Y además era un tímido que necesitaba dos copas para atreverme a hablar.
Ahora me quedo mirando descaradamente a las adolescentes. Las sonrío y les digo cosas graciosas. Ellas piensan “qué abuelito más simpático” y yo las desnudo con la mente. Si quisiera me las llevaría a la cama. Pero no me interesa porque en el cuerpo a cuerpo pierdo mucho. Y aún tengo sentido del ridículo.
Así que andaros con cuidado, tú y tus amigas.
-No se preocupe, don Gerardo, aunque parezcamos unas niñas, ya hemos visto mucho mundo. Esta profesión es dura. Ahora túmbese en esa cama y relájese. Notará un pinchacito. No es la primera vez que dona ¿Verdad?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s