Reto 2015 julio 6. Niños

Comenzamos julio con un tema bonito y difícil. Fotografiar niños, igual que fotografiar animales, es complicado porque normalmente no se están quietos. Hay que utilizar toda clase de artimañas para conseguir que se pongan donde queremos, que sonrían, que miren a cámara, que se estén quietos ¡corcho!

A veces lo complicado es encontrar niños fotografiables. Porque no es cuestión de ir a un parque a sacar fotos, los padres se suelen mosquear. Conviene empezar por los allegados. Si uno no tiene hijos tendrá sobrinos, o hermanos o primos. O algún amigo comprensivo con ganas de tener buenas fotos de sus hijos.

En cualquier caso, el material a emplear es casi el mismo que para la fotografía de animales: teleobjetivo, buena profundidad de campo, ráfaga y, sobre todo, paciencia. Viene bien usar algún tipo de cebo: una piruleta, un juguete, un tebeo… y dejarles a su aire.

En el retrato de niños es buena idea ponerse a su altura, no sacarlos desde arriba. Y, como en todos los retratos, enfocar a los ojos.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s