Reto 2015 agosto 3. Ancianos

Verdulero

Mucho más fácil que fotografiar a niños es fotografiar a ancianos. Se mueven poco y son más colaboradores.

La práctica de esta semana se puede abordar de dos formas diferentes: robado o posado. Fotografiar desconocidos en la calle es relativamente fácil, sólo hay que echarle valor… y un poco de morro.

Pero a mí me agrada mucho también fotografiar a gente conocida, entablar una conversación, dejar que se relajen y sacarles en su salsa. Es tal vez más enriquecedor.

Del anciano buscamos las arrugas, la mirada franca, la piel curtida de años y experiencias. El blanco y negro le suele ir bien. Un teleobjetivo corto y poca profundidad de campo. Y tratar de captar la humanidad de nuestros mayores.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s