Fotografiar como antaño

imagen00013Recientemente me he encontrado con dos cosas que me han llamado la atención. Por un lado Eric Kim, en su estupendo blog sobre fotografía callejera, comenta su forma de procesar las fotografías: tiene una serie de perfiles de Lightroom que simulan distintos tipos de película (Portra, Tri-X y Neopan).

O sea, lo mismo que tengo yo con mis Picture Controls en mi flujo de trabajo Nikon: emulación de tipos de película (Kodachrome, Ektachrome, Fuji Velvia, Agfa Optima etc.).

Es más, en mi recién agenciada Fujifilm X100 también se encuentran simulaciones de película (Astia, Velvia, Provia). Lo que implica (a mi modo de ver) trabajar con la cámara digital como si fuera un simulador de cámara de carrete. Con lo que todo eso conlleva.

Llegados a este punto me acordé de un articulillo que escribí hace tiempo y en el que planteaba precisamente eso: el uso de la cámara digital como emulación de la antigua fotografía química. Algo que, en estos días de recuperación de lo “vintage” y renacimiento de la fotografía de carrete, adquiere un nuevo significado.

Me costó bastante encontrar aquel texto, y cuando lo hice me sorprendió su fecha de creación: febrero de 2010. Ya ha llovido…

A continuación, y como ejercicio de rememoración, reproduzco ese artículo que en su día pudo parecer absurdo, inútil, estúpido… pero que quizá ahora lo podamos ver con otros ojos.

(En mi defensa alegaré que el siguiente texto fue escrito hace más de seis años y que por aquella época la tecnología era muy diferente a la de ahora. También era diferente mi nivel de conocimientos y mi forma de abordar la fotografía. Disculpen las molestias.)


Fotografiar como antaño (febrero 2010)

En la época de la fotografía analógica, todo el trabajo dependía grandemente del medio utilizado para la recogida de la imagen: el carrete. Según el tipo de reportaje y el fin de la presentación se optaba por un tipo de película u otro.

Concretamente en mi caso, yo solía elegir:

a) Carrete negativo en color: para eventos familiares, fiestas, cumpleaños, meriendas etc. El fin de las fotos era acabar en un álbum. El carrete elegido solía ser de ISO 100, 125 o 200, 36 exposiciones y “Luz de día” (esto es el equivalente al Balance de Blancos).

b) Negativo en blanco y negro: para un tipo de fotografía más artístico y con la vista puesta en el revelado en el cuarto oscuro (la magia del cuarto oscuro). El carrete para alto contraste y un poco de grano era de ISO 400 (Tri-X) de alto contraste.

c) Diapositivas: adecuado para viajes y paisajes. La presentación será con proyector y pantalla. El carrete objetivo Kodachrome 64 ISO.

Cada una de estas rutinas tiene un mayor peso en una u otra de las fases de realización.

– Los negativos en blanco y negro necesitan más trabajo en la postproducción.

– Las diapositivas precisan de cuidar más los ajustes en la sesión fotográfica, puesto que no tenemos control de la postproducción.

– En el caso de negativo color, si el tema es más banal, no se perderá excesivo tiempo ni en la sesión ni en el revelado.

En cuanto a la preparación, mis ajustes de la cámara digital para ajustarse a cada carrete son los siguientes:

+ Negativo color: ISO = 100; Balance de Blancos = Sol; Mejoras (si la cámara lo permite) en nitidez y color vívido. Jpeg de pequeño tamaño, para poder hacer muchas fotos.

+ Negativo BN: ISO = 400, 800; Efectos = Monocromo o Blanco y Negro; Mejora en nitidez y contraste. Si la cámara lo permite, formato RAW para procesarlo en el revelado

+ Diapositivas: ISO = 100; Balance de Blancos = Sol; Mejoras (si la cámara lo permite) en nitidez y color vívido. Jpeg de gran tamaño, para poder hacer mucha ampliación.

Si la cámara no ofrece posibilidad de generar ficheros RAW, se sustituirá por Jpeg de la máxima calidad y sin hacer uso de ninguno de los efectos o mejoras de los que disponga la cámara. (Ya los haremos en el revelado).

Como vemos, el “modo blanco y negro” precisa de mucho trabajo (y tiempo) en el revelado, un buen programa informático (Photoshop o similar), conocimientos y experimentación.

Por el contrario, el “modo diapositivas” exige el grueso del trabajo en la sesión fotográfica, haciendo uso de todas las posibilidades de la cámara.

El flujo de trabajo en el cuarto oscuro, el Revelado Rápido

Es muy divertido coger la cámara digital ponerle baterías llenas y una tarjeta de memoria fresca y disparar a todo lo que se nos presente. Y llenar una tarjeta de memoria. Y otra. Y otra.

Y luego, cuando llegamos a casa ¿qué?

Empleando mi teoría de “hacerlo como antaño”; es decir, hacerlo como cuando usábamos un carrete de película; el siguiente paso es “revelar” el carrete.

Pongamos como ejemplo una sesión fotográfica correspondiente a un cumpleaños. Hemos utilizado el equivalente a un carrete de negativos en color 36 exposiciones, 100 ASA/ISO, luz de día. Siguiendo la analogía del carrete, el fin del revelado es obtener unos negativos y copias en papel. A continuación expongo el modo de hacerlo de una forma segura y sencilla. Es lo que denomino Revelado Rápido.

Primer paso: rebobinar y extraer el carrete. 

En la cámara digital, consiste en conectar el cable USB (que viene con la cámara) a un ordenador personal. Y por el otro extremo a la cámara, ¡claro!. Simplemente, con los recursos de Windows se pueden copiar las fotos a una carpeta del disco duro del ordenador. Yo propongo crear una carpeta en “Mis Imágenes” que se llame “Carretes”. Dentro de esa carpeta crearemos otra carpeta llamada “Carrete-001” en la que dejaremos las fotos copiadas desde la cámara.

Para cada carrete crearemos una carpeta. Así quedará todo ordenado:Carrete-001, Carrete-002 etc. tenemos números para 999 carretes.

El siguiente paso es copiar inmediatamente esa carpeta a un CD. Disco que etiquetaremos con el siguiente texto:

•NEGATIVOS

•CARRETE-001

•<FECHA>

Ese CD lo guardaremos a buen recaudo, asegurando de esa forma que no perdemos el trabajo de la sesión fotográfica. A partir de ahora trabajaremos con las copias que tenemos en el disco duro del ordenador. Si borramos o estropeamos alguna foto, no pasa nada: tenemos copia en el CD.

Un inciso sobre la cantidad de fotos y el espacio ocupado. Recordemos que la capacidad de un CD son 600 o 700 megas. Para que nos quepan todas las fotos de un carrete, conviene que la tarjeta de memoria sea de (como mucho) 512 megas, así nos aseguramos que entra todo. (512 megas son entre 100 fotos de 10megapixels y 500 de 2megapixels. No sé si alguien querrá guardar más de 100 fotos de un cumpleaños, y mucho menos sufrir un reportaje de tal magnitud.)

Bien, el primer objetivo está cumplido: tenemos los negativos, que nos servirán para “sacar” todas las copias que hagan falta. Ahora vamos a trabajar en la carpeta del disco duro. Yo suelo crear otra carpeta, dentro de la capeta “Mis imágenes”, llamada “Albumes”. Y dentro de esta otra con el título del reportaje en cuestión. En este caso la carpeta se llamaría “Cumpleaños de Manolito”. La estructura de carpetas tendría este aspecto:

>Mis documentos>Mis imagenes>Carretes>Carrete-001

>……………………>…………………>…………..>Carrete-002

>……………………>…………………>…………..>Carrete-003

>……………………>…………………>Albumes>Cumpleaños de Manolito

>……………………>…………………>…………..>Navidad 2005

>……………………>…………………>…………..>Viaje a Francia

Ahora vamos a seleccionar las fotos que vamos a pasar al álbum. Un reportaje, para no hacerse pesado, no debe pasar de unas 25 o 50 fotos. Dentro de los criterios de selección tenemos los siguientes.

– Eliminar todas las fotos movidas o desenfocadas

– Eliminar las fotos repetidas

– En los retratos y fotos de grupo eliminar aquellas en las que la gente sale con los ojos cerrados

– Eliminar las fotos que carezcan de interés

– Dejar sólo las fotos que estén perfectas

Al final tendremos en la carpeta del álbum un pequeño grupo de fotos, pero fotos que valen la pena. Llegados a este punto se pueden hacer unos ligeros retoques con un programa de edición fotográfica. Como estamos en el “Revelado rápido” no haremos retoques, esto lo reservo para otro artículo (el Revelado Estándar).

El álbum obtenido se copia a otro CD. Como ocupará menos, habrá que dejar el CD “abierto” para poder añadir más álbumes. Lo etiquetaremos con lo siguiente:

ALBUMES

AÑO 200x

CD-1

En previsión de que llenemos más de un CD en ese año.

Con ese CD iremos a la tienda de fotografía y pediremos copias de todas las fotos de la carpeta. Por fin, tendremos lo que buscábamos: los negativos (dos CDs por si uno se estropea) y las ampliaciones en papel.

El CD etiquetado como ALBUMES sirve también para reproducir en otro ordenador, en la tele por medio de un lector de DVD e incluso para regalar una copia a los familiares y/o amigos interesados.

Todo lo arriba mencionado se puede hacer sin conocimientos especiales de informática. Y sin tener que usar ningún programa específico. No obstante, se puede mejorar el procedimiento con un programa gratuito que se puede bajar de internet. Me refiero al programa Picasa, de Google. Este programa, gratuito como digo, se puede obtener fácilmente en la página de Google.

Con Picasa se facilita la importación de fotos desde la cámara, tiene opciones sencillas para generar un “CD de regalo”, para enviar fotos por email, para hacer los retoques básicos que veremos en el capítulo de “Revelado Estándar” y cataloga automáticamente las fotos que tengamos en el disco duro del ordenador.

Resumen del Revelado Rápido, pasos

1.-Pasar las fotos al Carrete del ordenador

2.-Copiar los negativos al CD de Negativos

3.-Crear una carpeta con el nombre del álbum

4.-Seleccionar sólo las fotos perfectas y copiarlas al álbum

5.-Copiar el álbum al CD de álbumes del año

6.-Llevar el CD de álbumes a la tienda para obtener las copias

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s