Procesar o manipular

Multiuso

El otro día tomando un café con amigos volvió a salir el tan manido tema: ¿Qué es y qué no es fotografía? Y es que, desde que se popularizó la fotografía digital y el uso del photoshop, cuesta diferenciar los límites entre fotografía y arte digital. Antes, una fotografía era un dato pericial,  una evidencia, una coartada, una prueba. Era una demostración de la realidad, pero ahora, con el procesado digital…

Con todo esto, los aficionados a la fotografía andamos sin brújula en una tierra de nadie entre la fotografía clásica y las tendencias modernas de creación de imágenes por ordenador. Pero tranquilos, no voy a entrar en polémicas. No voy a juzgar qué es correcto o qué es erróneo porque, entre otras cosas, creo que cualquier tipo de trabajo es válido si le satisface al artista.

No creo que sea fácil delimitar donde acaba la fotografía y empieza otra cosa. Pero sí que podemos separar niveles a la hora de procesar una fotografía. Eso es lo que pretendo hacer en estas líneas: ordenar mis ideas y la información generalmente admitida en cuestión de niveles de procesado fotográfico.

Cuatro niveles

Voy a delimitar cuatro niveles de procesado para posteriormente explicarlos. Los niveles que planteo son estos:

  • 0.- Tal como sale de la cámara
  • 1.- Ajustes
  • 2.- Retoques
  • 3.- Manipulación

Están ordenados de menor a mayor trabajo. Y, tal vez, de mayor a menor “purismo” fotográfico. Veamos a continuación en qué consiste cada uno de ellos.

0-SOOC

El nivel cero es cuando la fotografía tiene procesado cero. Cuando usamos el fichero JPG tal como sale de la cámara. En sus siglas inglesas SOOC (Straigh Out Of Camera). Para obtener un fichero de estas características no tenemos más que copiarlo desde la tarjeta de memoria al ordenador. Ni que decir tiene que la calidad de esa fotografía dependerá únicamente de los ajustes que se hayan hecho en la cámara. Bien, y de la pericia del fotógrafo en la toma, naturalmente.

Una foto de este tipo tiene el 100% del trabajo en la sesión fotográfica y un 0% de postproducción.

1-Ajustes

Considero como “ajustes” aquellos parámetros necesarios e imprescindibles para obtener una imagen visible a partir del conjunto de datos “RAW” del sensor. Me explico.

En la generación de la imagen por parte de la cámara se pasa por una fase en la que se puede obtener un fichero intermedio, o fichero base. Ese fichero intermedio es un conjunto de datos obtenidos directamente del sensor y que están “en bruto” o en “crudo” (RAW en inglés significa eso: crudo). Para obtener la imagen visible, la cámara tiene que aplicar una serie de parámetros, que el fotógrafo selecciona con los “perfiles” que la cámara le ofrece. Los perfiles más habituales tienen nombres como “retrato”, “paisaje”, “estándar”, “monocromo”.

En realidad, el fabricante de la cámara pone esos nombres para agrupar una serie de ajustes que considera más adecuados para los distintos tipos de escena. Pero lo que estamos ajustando realmente es: brillo, contraste, saturación y nitidez.

Si, en lugar de dejar que la cámara procese el RAW, lo tratamos nosotros en el ordenador, deberemos indicar los valores de esos parámetros que queremos aplicar. Además del perfil (que de alguna manera equivale al tipo de película en la fotografía analógica), al fichero RAW hay que indicarle el ajuste de blancos (o más vulgarmente hablando: el Balance de Blancos).

Recapitulando, considero como “Ajustes” de la foto aquellos que modifican los parámetros:

  • Brillo
  • Contraste
  • Saturación
  • Nitidez
  • Balance de Blancos

Esto todo se puede hacer con el programa de ordenador que viene con la propia cámara (o que se puede descargar de manera gratuita desde la página del fabricante). Se pueden aplicar al fichero RAW, pero algunos programas lo pueden hacer también con el JPG; eso sí, a costa de perder algo de calidad.

Hay otro tipo de modificaciones que considero ajustes y no tienen que ver con el procesado de la cámara. Se trata de los reencuadres. Incluyo en ellos los recortes y los equilibrados (enderezar, el horizonte por ejemplo). Y es que un recorte no se puede considerar más que un ajuste leve, y lo mismo enderezar el horizonte o la verticalidad de un edificio (siempre que no implique distorsión, sólo giro de toda la foto).

O sea que, si a una foto le hacemos un recorte (para ajustar el encuadre) y le tocamos un poco el brillo y el contraste, eso no sería un procesado excesivo y se considerarían “ajustes”.

En general, los ajustes que se hacen en el procesado son modificaciones que podrían haberse resuelto en la toma. Al menos en la mayoría de las cámaras que permiten un ajuste fino de brillo, contraste, saturación y nitidez. El Balance de Blancos se puede “clavar” en la toma usando los procedimientos adecuados. Y los fallos de encuadre se solucionan con el uso del zoom o el cambio de punto de vista.

2-Retoques

Aquí ya entramos en faena. Considero “retoque” toda modificación que altera sólo una parte de la foto, y no en su conjunto. Un clonado ligero sería un retoque, pero también un trabajo por zonas y el uso de máscaras de capa.

Generalmente, las modificaciones que identifico como retoques no se pueden realizar en cámara. Sin embargo se pueden solucionar en la toma de formas variadas.

  • Podemos evitar tener que clonar si cuidamos el escenario y eliminamos elementos superfluos. O si esperamos a que no haya gente. O simplemente cambiando el punto de vista.
  • Podemos evitar tener que “levantar las sombras” con el uso de flashes, reflectores o linternas.
  • Podemos evitar retocar un retrato, tirando de maquillaje y peluquería.

No obstante, hay casos en los que no hay otra solución que retocar la foto… o quedarnos sin ella.

3-Manipulación

El nivel más alto de retoque es el que denomino “manipulación”. Aquí entran los montajes fotográficos y el añadido de elementos externos a la foto. A veces se combinan varias fotos para obtener una imagen compleja. Por ejemplo, el cielo nublado de otra foto se acopla a un paisaje soleado; o se añade pelo a un calvo; o se le aumenta o disminuye una parte de su anatomía.

Se trata de agregar información que no está en la foto original. Y eso cuenta también para la alteración de colores “pintando” zonas con tonalidades diferentes.

Yo considero manipulación toda técnica en la que intervienen más de una toma como las siguientes:

  • HDR multitoma
  • Stitch (panorámicas uniendo varias fotos)
  • Focus stacking (combinación de fotos para obtener mayor profundidad de campo)

Aunque también se pueden considerar manipulaciones los clonados extremos que alteran visiblemente la realidad. Como borrar la Torre Eiffel de una panorámica de París.

Conclusión

Con esta disquisición no entro, ni quiero entrar, a valorar si es correcto procesar más o procesar menos. Que cada uno considere qué es lo que se ajusta mejor a su forma de trabajar o a su filosofía artística. Lo que he pretendido es ordenar o clasificar los tipos de procesado y que eso me permita definir un lenguaje común a la hora de estudiar, analizar y valorar el trabajo fotográfico, tanto mío como de mis colegas fotógrafos.


Resumen

Nivel 0. Sin tocar.
  • SOOC. Tal como sale de la cámara.
Nivel 1. Ajustes.
  • Brillo
  • Contraste
  • Saturación
  • Nitidez
  • Balance de Blancos
  • Recortes
  • Enderezado
Nivel 2. Retoques.
  • Clonado
  • Máscaras de capa
  • Separación de frecuencias
  • Dragan etc.
Nivel 3. Manipulación.
  • Montajes
  • HDR multitoma
  • Stitch (panorámicas)
  • Focus stacking

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s