Análisis: flash Yongnuo Speedlite YN510EX

Análisis: flash Yongnuo Speedlite YN510EX

Funcionamiento remoto con CLS

Los que me conocen saben que soy un entusiasta usuario de flash. Sobre todo el flash de mano, externo y fuera de la zapata de la cámara. Hasta ahora me las he apañado más que bien con el Nikon Speedlight SB-700. Un flash asequible (sobre 250€) y bien recomendado, fabricado por Nikon y que aprovecha el sistema CLS del fabricante.

El sistema CLS (Creative Lighting System) permite controlar remotamente uno o varios flashes desde una cámara Nikon compatible con el mismo. El CLS hace uso del flash integrado de la cámara para, por medio de un “preflash” o ráfaga previa, indicar al flash remoto los parámetros a utilizar. Lo cual hace muy fácil el uso del flash fuera de la cámara.

El SB-700 funciona perfectamente aunque no disponga de un número guía (indicador de la potencia lumínica) muy elevado. Pero en ocasiones echo de menos algo más de potencia o incluso un segundo flash, para probar esquemas de iluminación más complejos.

Así que me puse a mirar opciones para adquirir una segunda unidad. Los candidatos eran los siguientes:

  • Una segunda unidad SB-700. Sería más de lo mismo, algo que ya conozco y controlo. Y un desembolso de unos 250€.
  • El nuevo Nikon SB-500. De prestaciones inferiores a las del SB-700 y un precio similar: 238€.
  • Irme a la gama alta de Nikon: SB-900, SB-910 o SB-5000. Demasiado caros para mi presupuesto, por encima de los 500€. Y además, la relación prestaciones/precio no justifica la inversión (para mi nivel fotográfico de aficionado).
  • Un flash chino barato compatible con CLS. Encontré el Yongnuo YN510EX, marca sobradamente contrastada, y por sólo 66€. Y el modelo es compatible con los sistemas de flash esclavo de Nikon y Canon.

Obviamente me decanté por la última opción.

Unboxing

La pinta exterior no es mala. Lo desempaqueto y veo que en la caja, muy bien protegido con plástico de burbujas, viene, además del flash, una bolsa de transporte, un manual en perfecto chino y pasable inglés y un pie de sujección.

Como se ve en las fotos, dispone del habitual difusor extraíble y la correspondiente tarjeta blanca para producir el famoso “catchlight” o punto luminoso en los ojos, empleado en los retratos rebotando la luz en el techo.

Funciona con cuatro pilas o baterías tipo AA. Un detalle curioso y de agradecer es que en el compartimento de las pilas venía un sobrecito de gel anti humedad.

Comparación con el Nikon SB-700

Como se puede ver en las fotos, el tamaño es muy similar. Pero el aspecto del Yongnuo es mucho más de plástico. Se agradece la zapata metálica, aunque no dispone de más conexiones que las mínimas para dispararse desde la zapata de la cámara. O sea, que puesto en la cámara no permite controlar ni zoom ni TTL. Todo el control se hará por el sistema inalámbrico.

Las diferencias fundamentales con el SB-700 son: la fijación a la zapata es por rueda de rosca,  la cabeza gira 270º (en lugar de los 360º del Nikon) y no se bloquea en la posición principal, con lo que no necesita botón de desbloqueo. Se enciende manteniendo pulsado el botón unos segundos, no tiene encendido rápido. Tiene una conexión PC (Prontor-Compur) estándar, cosa de la que el Nikon carece.

Botones y funciones

Además del botón de encendido y del habitual piloto-botón indicador de carga y disparo manual, dispone de una fila de botones con los que se realizan varias funciones: encendido/apagado de la luz de la pantalla, modo, canal en remoto y zoom. También tiene un pequeño panel de cuatro direcciones y centro con el que se ajusta la potencia.

Los modos de funcionamiento son:

  1. Modo manual (en cámara). Se ajustará manualmente la potencia pues, como decíamos, no admite control por la zapata. Sólo disparo.
  2. Modo multidisparo (en cámara). Además de la potencia, se ajusta manualmente el número de disparos y la frecuencia de los mismos. De 1 a 100 Hz.
  3. Modo Esclavo Canon. Se ajusta canal y grupo, y permite ser controlado por el sistema inalámbrico de Canon.
  4. Modo Esclavo Nikon. Se ajusta canal y grupo, y permite ser controlado por el sistema CLS inalámbrico de Nikon.
  5. Modo Esclavo por simpatía S1. Se dispara por simpatía. O sea, al mismo tiempo que el flash maestro. La potencia se ajusta manualmente en el propio flash esclavo.
  6. Modo Esclavo por simpatía S2. Se dispara por simpatía, igual que el modo S1, pero ignorando la primera ráfaga o preflash. Es útil cuando mezclamos varios flashes con métodos diferentes de control.
Pruebas de funcionamiento

En estos primeros ejemplos he probado el funcionamiento remoto con el sistema CLS de Nikon. Es decir, controlando la potencia desde la cámara con el flash en la mesa y la luz rebotada en una cartulina blanca situada sobre el sujeto.

Dada la potencia del Yongnuo, lo ajusté a 1/128, que es el mínimo (lo que más suelo usar). El diafragma a f/5.6, f/11 y f/16. Ya de primeras noto más luz que con el SB-700.

Ahora voy a comparar los resultados con el flash de Nikon.

Se puede apreciar la diferencia de potencia. Aproximadamente un EV o paso de diafragma.

Ahora pruebo con el flash rebotado en la pared trasera.

De nuevo se aprecia la diferencia de potencia de ambos flashes.

Pruebas finales

Hice una bateria de pruebas a mínima potencia (1/128) variando el diafragma, pero no las pondré aquí para no agobiar. Lo que sí que pongo son las pruebas con el flash conectado a la zapata de la cámara (como ya dijimos, en modo manual) y montado en un paraguas en modo difusor.

Conclusiones

Comparado con el Nikon SB-700, el Yongnuo YN510EX se defiende bastante bien. El Yongnuo es más plástico barato, no aporta automatismos cuando se conecta a la zapata y no puede actuar de flash maestro en el sistema CLS. Pero como esclavo, que es para lo que lo quiero yo, va fenomenal, da más potencia que el Nikon, y por si fuera poco, cuesta casi la cuarta parte.

Resumiendo, un flash esclavo CLS más que decente y a un precio imbatible.

Datos:

Número guía: 53 (m) a ISO 100 y zoom 105mm (el SB-700 da 37)

El tiempo de carga es muy rápido a potencias medias y bajas. A plena potencia tarda un par de segundos en recargarse. Avisa, mediante un pitido, de la carga completa.

El pie dispone de rosca inferior para acoplarlo a un trípode estándar. Ojo, la rosca no es metálica, es del mismo material del pie: plástico. Pero lo mismo le pasa al Nikon.

En remoto, con el sistema Nikon (CLS), se puede configurar el canal (1-4) y el grupo (A, B o C), lo que permite varios flashes con ajustes diferentes.

La cabeza gira 90º en vertical, 90º a la derecha y 180º a la izquierda.

Los pasos de zoom son 24mm, 35mm, 50mm, 70mm, 80mm y 105mm.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s