Medición de la exposición

Medición de la exposición

Como todo buen fotógrafo sabe, la base de una buena fotografía es una buena exposición. La exposición correcta se obtiene ajustando el diafragma y la velocidad: más luz, cierro el diafragma o aumento la velocidad; menos luz, abro el diafragma o disminuyo la velocidad. Calcular ese par de valores es el punto principal de cada toma. Si medimos mal, nos saldrá subexpuesta o sobreexpuesta. Quemaremos las luces o empastaremos las sombras.
Aunque, a veces va a ser imposible exponer correctamente todas las partes de la imagen. Esto depende del rango dinámico de la escena que vamos a fotografiar. En una escena muy contrastada (por ejemplo, a pleno sol en verano a mediodía) la diferencia entre las altas luces y las sombras puede ser tan amplia que supere las posibilidades de nuestro sensor. Por otra parte, en una escena poco contrastada (por ejemplo, un día nublado) no tendremos problema de captar todos los matices. Sin embargo, tendremos que ajustar la cámara para que no salga ni demasiado clara ni demasiado oscura. Sigue leyendo

Anuncios