La vuelta al cole con flores

Después de un largo descanso estival, vuelvo a activar el Power Blog. Y qué mejor modo de volver a la rutina diaria que con flores. Los jardines recién regados en una mañana soleada son propicios para llevar al límite a mi sufrido teleobjetivo zoom. El resultado: una algarabía de confeti de colores.

Anuncios

Reto 2015 septiembre 28. Bokeh

Algunas semanas atrás hemos practicado el desenfoque, buscando que el sujeto destacase del fondo. Repasemos lo aprendido en esa práctica para ir un pasito más allá.

Es cierto que bokeh es la palabra japonesa para el desenfoque. Pero al desenfoque que nos referimos es a ese que deja círculos de color en el fondo de la escena.

Para ello no sólo necesitamos desenfocar correctamente, también necesitamos que el objetivo nos acompañe. Algunos objetivos producen mejor bokeh que otros.

Necesitaremos un objetivo luminoso, es decir con buena apertura de diafragma (números pequeños de “f”). Y el ingrediente principal, que son luces puntuales (y brillantes) en el fondo.

Una forma fácil de crear bokeh es fotografiar en ciudad por la noche. Las farolas y los semáforos nos darán esos círculos de color. Por supuesto con un diafragma muy abierto y enfocando a un sujeto cercano.

Las luces navideñas también dan resultado (acordaos a fin de año) y cualquier otro sistema de puntos luminosos.

En el peor de los casos siempre podemos rebuscar en el trastero y rescatar las luces del árbol.