Persiguiendo a Caperucita

Persiguiendo a Caperucita

Me levanté con hambre de la siesta y decidí buscar a Caperucita para un tentempié. Así que me adentré en el bosque para seguir su rastro. ¡Anda que no corre la condenada!

Anuncios