El año que me dieron el premio


El año que me dieron el premio
Cuando dijeron mi nombre me levanté y me subí al estrado. No estaba nervioso.
– Gracias, amigos, gracias de todo corazón. Hace cinco años no me hubiera imaginado recibir este premio. Hace cinco años, un ERE me mandó para casa con 55 años y una indemnización que no me daba para seguir mi ritmo de vida más que un par de años o tres. Después de treinta años entregado a mi empresa, me iba con una mano delante y una detrás.

Sigue leyendo

Anuncios