Fichas de fotografía

Fichas de fotografía

DSC_8414Estas fichas pueden servir al principiante como una guía para afrontar sus primeras fotografías. Cada ficha indica las características y el material necesario para realizar los tipos de fotografía más comunes.

Están organizadas por grupos:

  • Dónde se hace la foto: exteriores/interiores
  • Sujeto de la foto: naturaleza/humana
  • Plano a utilizar: plano largo (plano general) / plano medio / plano corto (primer plano)

En cada ficha se indican los ajustes de cámara más adecuados así como el material accesorio aconsejado y algunos otros consejos que puedan ser de utilidad. Sigue leyendo

Anuncios

El fotómetro de papel

FullSizeRenderEl fotómetro de papel

Hoy en día todas las cámaras digitales tienen un fotómetro incorporado que mide la luz y nos ayuda a encontrar la exposición correcta. Pero esto no ha sido siempre así, las cámaras de carrete más antiguas no disponían de esa mejora y casi siempre había que exponer “a ojo”.

Sigue leyendo

Reto 2015 octubre 26. Hiperfocal

Rocas

La hiperfocal es un clásico de la fotografía. Consiste en buscar la distancia de enfoque en la que obtendremos la máxima profundidad de campo. Algunos objetivos (sobre todo los más antiguos) que llevan marcas de distancia en sus anillos, incorporan también una escala que indica la profundidad de campo. En esos objetivos es fácil usar la hiperfocal, basta con ajustar el símbolo de infinito con la marca de la apertura de diafragma que usemos. Así de fácil.

Para el resto de casos, hay que buscar en internet una tabla de hiperfocales o un programa que las calcule. También hay aplicaciones para el móvil que realizan ese cálculo.

Cuando usamos la hiperfocal, enfocamos nuestro objetivo a una distancia tal que la profundidad de campo se extiende desde un punto cercano hasta el infinito. El punto cercano suele estar a la mitad de la distancia del punto de enfoque.

Usar la hiperfocal es importantes cuando queremos obtener nitidez en toda la imagen. Tanto para objetos cercanos como para los lejanos. Dicho de otro modo, es fundamental para fotografiar paisajes. Y, normalmente, para fotografiar paisajes usamos objetivos angulares.

La distancia a la que debemos enfocar depende de varios factores: distancia focal del objetivo, apertura del diafragma y tamaño del sensor.

Con esas premisas, yo ya tengo calculada mi hiperfocal favorita. Yo uso una cámara con sensor APS-C (reflex que no es full frame) y con mi angular de 18mm y un diafragma de f/8, la distancia a la que debo enfocar es a 2 metros. Con eso obtendré una profundidad de campo (zona de nitidez) desde un metro hasta infinito. Así que ajusto la cámara así, pongo el enfoque en la marca de 2m y encuadro. Me fijo bien en lo que tengo a una distancia de un metro pues a partir de ahí me debe salir todo enfocado.

Ya sea con mis parámetros, con los de una tabla o los que te calcule la app del móvil, esta semana tienes que probar la hiperfocal en tus paisajes.

 

Medición de la exposición

Medición de la exposición

Como todo buen fotógrafo sabe, la base de una buena fotografía es una buena exposición. La exposición correcta se obtiene ajustando el diafragma y la velocidad: más luz, cierro el diafragma o aumento la velocidad; menos luz, abro el diafragma o disminuyo la velocidad. Calcular ese par de valores es el punto principal de cada toma. Si medimos mal, nos saldrá subexpuesta o sobreexpuesta. Quemaremos las luces o empastaremos las sombras.
Aunque, a veces va a ser imposible exponer correctamente todas las partes de la imagen. Esto depende del rango dinámico de la escena que vamos a fotografiar. En una escena muy contrastada (por ejemplo, a pleno sol en verano a mediodía) la diferencia entre las altas luces y las sombras puede ser tan amplia que supere las posibilidades de nuestro sensor. Por otra parte, en una escena poco contrastada (por ejemplo, un día nublado) no tendremos problema de captar todos los matices. Sin embargo, tendremos que ajustar la cámara para que no salga ni demasiado clara ni demasiado oscura. Sigue leyendo