Análisis: flash Yongnuo Speedlite YN510EX

Análisis: flash Yongnuo Speedlite YN510EX

Funcionamiento remoto con CLS

Los que me conocen saben que soy un entusiasta usuario de flash. Sobre todo el flash de mano, externo y fuera de la zapata de la cámara. Hasta ahora me las he apañado más que bien con el Nikon Speedlight SB-700. Un flash asequible (sobre 250€) y bien recomendado, fabricado por Nikon y que aprovecha el sistema CLS del fabricante.

El sistema CLS (Creative Lighting System) permite controlar remotamente uno o varios flashes desde una cámara Nikon compatible con el mismo. El CLS hace uso del flash integrado de la cámara para, por medio de un “preflash” o ráfaga previa, indicar al flash remoto los parámetros a utilizar. Lo cual hace muy fácil el uso del flash fuera de la cámara.

Sigue leyendo

Flash básico: el flash integrado.

DSC_4836El flash es una fuente de luz portátil que permite al fotógrafo iluminar cuando las condiciones ambientales no son suficientes. Se podría decir que el flash es un “sol de bolsillo”.
La propiedad principal del flash se mide mediante el “Número Guía” GN (Guide Number). El número guía nos da una idea de la potencia del flash. En número guía se mide en metros e indica la hipotética distancia a la que llegaría su luz a ISO 100 y con un diafragma de f/1. La fórmula es la siguiente:
         GN = distancia x diafragma

Sigue leyendo

Reto 2015 marzo 23. Humo

Otro de los temas clásicos es el de las volutas de humo. Formas abstractas y cambiantes. No hay dos iguales.

Para esta práctica vamos a necesitar un escenario especial. El generador de humo puede ser una barrita de incienso. Necesitamos un lugar oscuro y un flash. Mejor si podemos poner el flash fuera de la cámara, a un lado de la columna de humo.

Es importante utilizar la técnica de pre-enfoque. Enfocar con la luz encendida en la zona por donde pasa el humo, poner el enfoque en modo manual y apagar la luz.

Hay que tener paciencia porque el humo se mueve y es posible que al principio no consigamos cazarlo. Cualquier pequeño movimiento genera el suficiente viento como para que la columna de humo se nos vaya del encuadre. No respiréis.

Habrá que repetir y repetir, así que un trípode y un disparador remoto nos vendrán de perlas.

Cuidado con el fondo, no debe verse. No debe haber objetos en el fondo que nos distraigan. Mejor una superficie lisa y que no sea reflectante para que el humo se vea bien.

Luego, en el procesado, el humo que saldrá blanco-azulado con fondo negro, puede teñirse de colores variados para hacerlo más atractivo. Esto lo dejo a vuestro albedrío.