Aqualopter. Capítulo 4: FORTRAN

FORTRAN

Casi se me caen al suelo todas las fichas perforadas cuando me la encontré a la entrada del centro de cálculo de la universidad. Cerca de cien fichas que había tardado un montón de tiempo en teclear en la perforadora. Y eso que, gracias al curso de mecanografía que mi madre se había empeñado en que hiciera en verano, daba un buen nivel de pulsaciones y con todos los dedos. Era mi primer programa en Fortran y lo llevaba a compilar al Sperry de la universidad. Sigue leyendo