El rey león

El rey león. 

Javierito estaba empezando a quedarse dormido. Repanchingado en el sofá, con el televisor encendido y los calcetines nuevos puestos, los de los domingos. Sus propios ronquidos le arrullaban, y la voz cansina del locutor recitando la rutina del león africano. Había puesto la casa patas arriba buscando el libro de familia. Qué rancio era todo aquello, “libro de familia” le sonaba a “certificado penales”, “partida de nacimiento” y “póliza de veinticinco”. El calor era tan sofocante que hasta el león del documental buscaba la sombra para tumbarse a echar la siesta. Mentalmente repasó todos los recovecos de la casa donde podría estar el libro de familia. Y le vino a la cabeza la historia del tío Fidel. Sigue leyendo

Anuncios