Memorias de África

Allá por el año 2009, en vista de mi avanzada edad y temiendo que si no me lanzaba entonces, no volvería a tener la oportunidad, me lié la manta a la cabeza. Y no me arrepiento.

Aprovechando que un compañero de la oficina llevaba tiempo organizando viajes a África, no dudé en ponerme en contacto con él y apuntarme al viaje-aventura que estaba planeando para ese año. Sigue leyendo